alimentacion

¿La alimentación afecta a la fertilidad?

La calidad embrionaria es un factor importante que determina la probabilidad de lograr un embarazo en un tratamiento de fecundación in vitro.   Estadísticamente, los embriones de buena calidad tienen más posibilidades de embarazo que los embriones de calidad baja.  Del total de los embarazos que obtenemos, aproximadamente un 80% son frutos de transferencias de embriones de buena calidad, y aproximadamente un 20% son debidos a transferencias de embriones de baja calidad.

Existen varios factores los que determinan la calidad embrionaria.  Uno de los más importantes es la edad de los ovocitos de la mujer que se somete a un tratamiento de fertilidad. La edad avanzada está acompañada por una bajada en la calidad ovocitaria, la cual afecta negativamente a la calidad embrionaria y a las posibilidades de embarazo.  Una baja calidad del semen también afecta negativamente a la calidad embrionaria y a las probabilidades de embarazo.  Además, estudios recientes demuestran cómo el estilo de vida y los hábitos alimentarios de la madre en el periodo previo a la concepción pueden afectar al desarrollo embrionario (Reproductive BioMedicine Online 2015, 31, 30-38).  En este estudio muestran como el consumo de frutas, verduras, cereales y pescado afectan positivamente a la calidad embrionaria en mujeres sometidas a tratamientos de fertilidad.

Sin embargo, el consumo de tabaco, alcohol, carnes rojas y estar a dieta puede afectar negativamente a la calidad embrionaria.  Los autores concluyen que existe una correlación entre los hábitos alimenticios maternos y la calidad embrionaria en parejas infértiles.  Por eso, las parejas que se van a someter a un tratamiento de fertilidad deben saber sobre los posibles efectos adversos de los hábitos alimenticios y el estilo de vida sobre el éxito del tratamiento.

About the Author:administrador

Leave a Comment